Loading
svg
Open svg
svgShare
Ouji-sama557 Articles
svg00 Commentssvg2525 Min Readsvg259259 Views

(Fanfic) Mahou Shoujo ni Akogarete: Educación reproductiva – Clase 2

svg
svgsvgsvgsvg

Han pasado 2 años desde que me volví en la villana Magia Baiser, han pasado muchas cosas y ahora con 16 años Kiwi y yo, que somos pareja, nos graduamos de la secundaria y ahora asistimos a un nuevo instituto, pero al parecer por ciertas circunstancias debemos acudir a clases de educación reproductiva.

Llegó el dia martes, asistimos a clases como era de costumbre, pero algo se sentía distinto, las miradas de nuestras nuevas compañeras de salón eran como si supieran algo que nosotras no.

Llegó la hora del almuerzo.

“¡OYE! ¿Qué le ves a mi querida Utena-chan? ¿Me la quieres robar?” Dijo una Kiwi enojada al ver como unas chicas estaban hablando en voz baja de nosotras.

“Ca-calma Kiwi-chan.” Traté de calmarla, pero una de las chicas se sintió algo intimidada.

“No, no, no me malentiendan, no intentaba nada extraño.” Dijo aquella chica que Kiwi intimidó. “Es solo que ustedes hacen…”

“¿Hacemos qué?” Kiwi estaba actuando como si fuera una pandillera y agarró de la camiseta a la chica.

“¡Kiwi-chan!” Traté de detenerla, pero entonces.

“Digo que ustedes hacen… ¡HACEN BUENA PAREJA! ¡SE VEN MUY LINDAS JUNTAS! ¡ME DAN ENVIDIA!” Al momento de escucharla Kiwi se quedó con la cara de poker.

“¿He? ¿Bonita pareja?” En ese momento Kiwi dejó de jalar el uniforme de la chica y esta calló en el piso. “¿E-en serio piensas que hacemos una linda pareja? Jejejejeje” Kiwi se cubría sus mejillas con las palmas de sus manos por el rubor que tenía, una mirada boba se le marcó en el rostro.

Y allí estaba Kiwi-chan, puede que no lo parezca, pero ella es toda una dama y cuando ocurre algo romántico ella se pone muy tierna y delicada, es tan linda que me dan ganas de hacerle el amor.

“Vámonos Kiwi-chan.” Le agarré del brazo a Kiwi quien seguía riéndose bobaliconamente y en ese momento.

“¡Kyaaaa!” “¡Se nota que son novias!” “¡Que vivan las novias!” “¿Van a ir a un hotel?” Todas las chicas que estaban en el pasillo gritaban cosas extrañas ¿Acaso es tan raro que haya parejas en este colegio?”

Cuando regresábamos a nuestro salón una chica de lentes, la misma que estaba con la directora, nos esperaba a ambas, se acomodaba sus lentes de forma seria, su cabello negro recogido con una cola de caballo y su lunar a un lado de sus labios la hacía ver muy sexy, sus pechos no son tan grandes como los de Kiwi, eran más como los míos.

“Hiiragi-san, Araga-san, las estaba esperando.” La chica hermosa de lentes nos lo decía.

“Buenos días, Kitamura-san, disculpa, pero ¿Las clases extras no eran al final de clases?” Le pregunté respetuosamente a la secretaria.

“Ya lo sé, pero antes de eso quería entregarles esto.” Kitamura-san nos entregó unos gafetes.

“¿Qué son estos gafetes?” Tenían nuestras fotos y nombres en ellas junto a una palabra que decía “Estudiante virgen” y en ese entonces.

“¿VIRGEN? ¿Cómo QUE VIRGEN?” Kiwi agarró uno de los gafetes y lo agarró con fuerza. “¿Acaso te crees que somos vírgenes?” Lo dijo protestando.

“La palabra virgen no se refiere a…” Antes de que Kitamura-san pudiera decir algo Kiwi agarró mi cintura y de un impulso me besó los labios.

“¿Hmmmm?” Estaba tan sorprendida por lo que estaba pasando, Kiwi muy pocas veces era así de asertiva, pero de vez en cuando detecta que alguna chica podría ser un peligro ella se me abalanza para darme un beso intenso.

“Hmmm…haaahh” Kiwi cortó el beso dejando un hilo de saliva entre nuestras lenguas que hace unos segundos estuvieron bailando dentro de mi boca.

Kitamura-san al ver dicha escena se puso un poco roja mirando hacia otro lado, sus lentes reflejaban la luz de forma en que no pudiéramos ver sus ojos.

“Utena-chan y yo no somos vírgenes, somos novias desde hace años y hemos hecho cosas que ninguna de ustedes ha experimentado en sus vidas.” Kiwi lo dijo con una sonrisa coqueta presumiendo de nuestra relación, luego se relamió los labios.

“¡N-NO ME REFERIA A ESO!” Protestó Kitamura-san quien se agarró los lentes para acomodárselos. “La palabra virgen no se refiere a lo sexual sino en lo teórico sobre las relaciones sexuales y demás actos reproductivos entre parejas y también…” La secretaria empezó a decir un sin número de detalles técnicos sobre parejas, relaciones y demás cosas que en cierto punto dejé de entender al igual que Kiwi quien veía todo con cara de aburrimiento.

“Ah, ya me aburrí, Utena-chan vámonos.” Kiwi-chan me tomó de la mano para jalarme.

“¿He? Ah, si… Gracias por los gafetes Kitamura-san, nos vemos después.” Ambas nos fuimos caminando de nuevo hacia nuestro salón ya que faltaba poco para que reanudaran las clases.

“¡N-no lleguen tarde!” Kitamura lo dijo firmemente.

Ya era de tarde, las clases habían terminado, algunas chicas seguían murmurando de nosotras, pero mucho más disimuladamente, ambas fuimos caminando al salón que se nos había mencionado.

“¿Segura que es aquí Utena-chan?” Preguntó Kiwi.

“Si, aquí debería ser y…” Antes de entrar un par de chicas llegaron detrás de nosotras, ambas venían tomadas de las manos también, al momento de vernos se sonrojaron un poco y separaron sus manos.

“Bu-buenas tardes, con permiso.” Lo dijo una de las chicas, tenía el cabello rubio y ojos verdes, estaba algo nerviosa y quería irse rápido pero su pareja la retuvo.

“Buenas tardes ¿También vienen a clases?” Lo dijo la otra chica quien tenía el cabello oscuro y ojos violeta, era más calmada que la otra chica.

“Si ¿Este es el salón de educación reproductiva?” Se lo pregunté a la chica de cabello oscuro.

“En efecto ¿La chica detrás de ti es también tu pareja?” Me preguntó ella.

“Si, ella es…” Antes de poder terminar Kiwi se me adelantó.

“¡Si! Soy pareja de Utena-chan, mi nombre es Araga-Kiwi, mucho gusto.” Kiwi lo dijo toda orgullosa.

“¡Kiwi-chan! Compórtate frente a las demás chicas.” Al momento de decirlo pude notar que la chica de cabello oscuro dio una leve sonrisa.

“Ya veo, mucho gusto, me llamo Aihara Mei.” Lo dijo la chica de cabello oscuro con una sonrisa muy pequeña, era como la combinación de una chica seria, pero con un lado inocente.

“¡Ha! ¡Mei no te me adelantes!” La chica rubia a su lado también se acercó. “Me llamo Yuzu, Aihara Yuzu, mucho gusto.” Ella sonrió también, pero a diferencia de Mei su pareja Yuzu dio una sonrisa mucho más expresiva y alegre como si en verdad quisiera llevarse bien con nosotras.

“Mucho gusto, soy Hiiragi Utena.” Ambas dimos una leve reverencia.

“Oh, la clase ya casi inicia, debemos entrar.” Lo dijo Yuzu al ver su móvil.

“¡Cierto!” Mei y Yuzu entraron al salón primero, justo cuando estaba por entrar Kiwi-chan dijo algo curioso.

“¿Aihara? ¿Por qué tienen ambas el mismo apellido?” Kiwi se preguntó a sí misma.

“Oh… Cierto… ¿No será que?” Me sonrojé en ese preciso momento al darme cuenta de ese detalle.

Era un salón de clases de computación, las cortinas estaban bajas, había algunas parejas de chicas en el salón, no sé si sea idea mía, pero muchas de ellas tenían combinación de cabello entre oscuro y claro ¿Acaso no es mucha coincidencia que haya tanta rubia y pelinegra aquí?

“¡Silencio chicas! Ya estamos por empezar las clases.” Una chica de voz firme entró al salón de clases acompañada de la secretaria Kitamura, todas las demás chicas del salón hicieron silencio.

La chica era super voluptuosa, pechos y caderas de infarto, ojos seductores de color azul y sobre todo lo que más me llamaba la atención era su increíble cabello rojizo que le llegaba hasta la cintura.

“Buenas tardes, chicas de la academia A.B.O. me presentaré, me llamo Rias Gremory y soy la presidenta del consejo estudiantil.” Rias imponía bastante con su presencia, era alta, voluptuosa, sexy y con una voz preciosa, jeje, en ese momento al verla no pude evitar sonreír un poco hasta que.

“¡Hmmmm!” Era Kiwi quien me miró enojada haciendo un puchero.

“Pe-perdon Kiwi-chan.” Me disculpé con ella.

“¿Les importa si continuo?” Era la presidenta Rias llamando nuestra atención.

“¡Pe-perdon por interrumpirla!” Me sorprendió que nos escuchara, aunque habláramos bien bajo.

“De seguro ya ustedes deben imaginar el porqué están aquí, la directora las ha designado a esta clase debido a su aparente ignorancia en cuanto a temas reproductivos, como se hacen los bebés y demás cuestiones.” En ese entonces Rias sacó unos lentes del escritorio al lado de ella y una regla enorme, las luces se apagaron y el proyector se encendió mostrando una diapositiva una caricatura infantil de dos chicas una al lado de la otra.

“Empezaremos las clases de educación reproductiva ahora.” La presidenta Rias extendió la regla hacia donde estaban las luces del proyector.

El proyector empezó a reproducir un video con un formato algo antiguo.

“Cuando dos chicas se quieren mucho” Una voz algo infantil empezó a narrar en el video en el cual se vieron a dos chicas en ella, una era rubia de cabello corto y la otra largo de cabello plateado.

“Aquí tenemos a la princesa Anisphia Wynn Paletia, ella era la heredera de su reino, siempre lucho por protegerla de sus enemigos que querían invadirla.”

“La princesa Anisphia un día conoció a una duquesa muy hermosa llamada Euphyllia Magenta de la cual se enamoró perdidamente.”

“Ambas chicas tuvieron un sin numero de aventuras e inevitablemente se enamoraron.”

“La princesa Anis era parte dragón y Euphyllia parte hada por lo cual tras mucho tiempo de ser novias se casaron.” Se vieron videos en forma de dibujitos con una gran ceremonia nupcial.

“Ambas chicas fueron a su luna de miel y por ende ambas hicieron el amor por primera vez.” En el video se vieron dibujos algo más detallados como los que se suele ver en un manga de los que suelo leer.

“Anis-sama ¿Puedo tocarla aquí?” En ese entonces nos mostraron como ambas chicas empezaron a hacer sus cositas en la cama, desvestirse, besarse, acariciarse y en cierto punto a acariciar sus zonas intimas.

“Ahhhh ¿Nos van a mostrar como lo hacen?” Lo dije sonrojada viendo a todos lados como varias de las parejas de chicas en el salón estaban como yo igual de sonrojadas y otras las cuales más bien parecían disfrutar del espectáculo. “¿Kiwi-chan que opinas de esto?” Al voltearme vi que Kiwi estaba comiendo unas papitas. “¿K-kiwi-chan’”

“¿Qué? ¿No está interesante la película? Jeje.” Me respondió Kiwi-chan quien miraba muy curiosa el video mientras seguía comiendo sus papitas.

“Hee… creo que si…” Mejor la dejaba seguir comiendo y continué viendo el video.

“¡Hahhh! ¡Euphy! ¡Allí! ¡Tócame allí!” El video manga seguía reproduciéndose donde la duquesa Euphyllia estaba dominando totalmente a la princesa Anisphia, Euphy estaba penetrando con sus dedos el coño de Anis quien estaba gimiendo y llorando del placer.

“¡Me corro! ¡Euphy me corro!” En el video vimos como los dedos de Euphy hicieron que el coño de Anis se corriera derramando una enorme cantidad de jugo de amor. “Jeje, te corres muy fácil Anis-sama.” Dijo Euphy mientras se acercaba a la princesa hasta besarse “Te amo.” Estaba tan absorta en el video que en ese entonces…

“¡Luces!” Era la voz de la presidenta Rias quien dio la orden de prender la luz, la iluminación del salón de computación hizo que todas las chicas nos tapáramos los ojos por el destello.

“¿Qué acaban de ver chicas?” Preguntó la presidenta Rias mientras pasaba por donde estaba Kiwi.

“¡Auch!” La presidenta Rias le dio un golpe con su regla a Kiwi-chan quitándole la funda de papitas que tenía en la mano. “Eso me dolió… baka.” Kiwi se chupó los dedos de su mano lastimada probando el sabor de las papitas que se le habían denegado.

“¡Vimos a dos chicas haciendo el amor!” Respondió una chica de cabello castaño detrás del salón.

“Exacto señorita Shimamura Hougetsu.” Le dio la razón la presidenta Rias mientras botaba las papitas a un tacho de basura. “¿Y el acto que hicieron les permitirían tener bebes? Señorita Adachi Sakura.” Pregunto la presidenta a la pareja de Shimamura.

“Este… ¿Sí?” Respondió Adachi a la presidenta Rias.

“¡Incorrecto!” Rias le contestó.

“El acto reproductivo no se puede dar solo porque ustedes metan sus dedos en la vagina de sus novias, cuando Euphyllia le metió los dedos a Anisphia solo estimuló su aparato reproductivo, cuando Euphy se corrió sus fluidos no fueron a ningún lado más que a la cama donde copulaban.” Lo explicó la presidenta Rias mientras se acomodaba los lentes y señaló con su regla hacia donde estaba Kitamura-san con el proyector.

Las luces se volvieron a apagar y el proyector nuevamente se encendió para mostrarnos de nuevo la historia de Anisphia y Euphyllia.

“Cuando la princesa y su esposa se casaron pasaron unos años y es entonces cuando la reina, o sea la madre de Anisphia, le pidió a su hija que le diera nietas.” Se vio unas ilustraciones de la madre de la princesa.

“Tras un tiempo la reina abdicó para cederle su trono a su hija Anisphia.” Se vio la ilustración de la coronación de la princesa Anis.

“Tras volverse reina Anisphia sabía que necesitaba dejar descendencia tanto porque necesitaban una nueva princesa como porque amaba a su esposa Euphyllia.” Se mostró la imagen de ambas chicas en la cama, una de ellas leía un libro y la otra le platicaba.

“Cuando las fases de la luna eran las correctas ambas chicas sabían que el momento había llegado.” En ese entonces nuevamente los dibujos infantiles se hicieron al estilo manga, ambas chicas se besaban y tocaban con sus dedos como siempre, pero algo cambió, ambas chicas seguían teniendo la parte de arriba de sus pijamas, pero sus partes inferiores estaban desnudas, entre acaricia y acaricia ambas chicas empezaron a juntas sus vaginas hasta chocarlas, se conectaron.

“¡Anis-sama! ¡Se siente tan bien!” Euphy rosaba su coño con el de Anis, se rosaban estimulándose muy intensamente, los rostros de ambas chicas estaban mostrando una gran felicidad, sus bocas abiertas gimiendo, se notaba que se sentían muy bien. No se por qué nunca se me ocurrió frotar mi vagina con la de Kiwi-chan, pero en ese entonces ¿me estaba excitando?

“¡Me corro Euphy! ¡Me corro! ¡Ten a mi bebé!” Pudimos ver como ambas chicas de sus vaginas eyacularon una gran cantidad de fluidos que empapaban ambas vaginas, sus labios íntimos dejaron de conectarse para dejar salir una gran cantidad de líquido.

“Hahh… hahh… ¿Cree que ahora este embarazada Anis-sama?” Lo dijo Euphyllia sonrojada mientras besaba a su pareja.

“¡Luces!” La presidenta Rias volvió a dar la orden para que las luces se encendieran volviendo a sorprendernos.

“Muy bien chicas, ahora tengo unas preguntas y… ¡ALZA TUS MANOS ARAGA-SAN!”  La presidenta señaló con su regla a Kiwi-chan.

“¿He? ¿¡Y-yo que hice!?” Kiwi tenia una de sus manos algo húmedas ¿ACASO SE ESTABA TOCANDO?

“Chicas aguanten sus ganas cuando lleguen a casa y lo hagan con sus novias, pero es mi deber enseñarles antes de que cometan una tontería y traigan una “bendición” inesperada a este mundo.” La presidenta señaló con su regla a Yuzu y Mei.

“Chicas Aihara respondan ¿Ahora si hay concepción?” Preguntó Rias en lo que Mei se paró primero.

“Si, sus fluidos fueron compartidos y ambas chicas al estar conectadas hicieron el acto completo de reproducción, ahora depende cuan alta es su probabilidad de estar embarazada.” Respondió Mei muy estoicamente.

“Jeje, esa es mi novia Mei.” Lo dijo una Yuzu sonrojada sonriendo orgullosa de su pareja.

“¡Señorita Yuzu! ¿Cuál de las dos estaría embarazada en este caso?” La presidenta preguntó a la otra chica Aihara.

“¿He? ¿Cómo? ¿No es obvio? Las dos, esta claro.” Al momento de responder la presidenta Rias hizo un largo suspiro al igual que Mei.

“Tonta.” Le dijo Mei a Yuzu luego de darle un pequeño golpe en la cabeza.

“¡Hey! ¿Y eso por qué fue Mei?” Yuzu se acariciaba su cabeza.

“¿Puede responderle a su pareja señorita Aihara?” Le pidió la presidenta.

“Por supuesto.” Mei se dirigió a todo el salón. “Quien quedó embarazada debió ser la princesa Anisphya ya que ella es una Omega.” Lo dijo tranquilamente Mei.

“¿Omega?” Se preguntó Kiwi quien estaba a mi lado curiosa ante lo que escuchó.

“¡CORRECTO!” Dijo la presidenta. “Anisphia es una Omega y para quedar embarazada necesitaba de una Alpha la cual es Euphyllia.”

“Oiga, oiga presidenta ya me estoy perdiendo ¿Qué es una Alpha? Y ¿Qué es una Omega? ¿Qué son esas cosas?” Preguntó Kiwi mostrando lo perdida que estaba.

“Me alegra que preguntara señorita Araga.” La presidenta Rias regresó al frente de la clase para pedir nuevamente que se apagaran las luces.

“Chicas ustedes que están en el salón necesitan saber quizás lo más importante de esta clase y son las clasificaciones entre Alfa, Beta y Omega.”

“¿Y por qué es tan importante?” Preguntó Kiwi ignorante.

“Por qué si elijes mal a tu pareja puede que nunca sean capaz de tener hijas en toda su vida y por ende tu pareja te abandone.” Lo dijo la presidenta Rias señalando a Kiwi-chan.

“¿Qué dijo?” Kiwi se preocupó de golpe.

“Exacto, si tu pareja y tu no son compatibles fisiológicamente puede que ambas terminen su relación para siempre ¿Serias capaz de embarazar a tu novia? O ¿Ella será capaz de embarazarte?”

En ese entonces Kiwi-chan volteó su mirada preocupada hacia mí.

“Si no somos fisiológicamente compatibles… ¿Nunca podré tener hijas con Utena-chan?”

-Continuará…

svgsvgsvgsvg
svg

What do you think?

It is nice to know your opinion. Leave a comment.

Loading
svg
svg

Quick Navigation

  • 1

    (Fanfic) Mahou Shoujo ni Akogarete: Educación reproductiva – Clase 2