(Análisis) Seiyu Radio no Ura Omote – Episodio 5 / Fanservice yuri y la difícil vida de una seiyu

Tras todo el escándalo que supuso los rumores de Yuhi acostándose con el director de anime que ella protagonizaría y que Yasumi la defendiera públicamente en una transmisión en vivo, tras todo ese quilombo habría consecuencias y en este episodio lo veremos.

Yasumi fue llamada por su representante para hablar cara a cara con el presidente de la empresa por culpa de lo que hizo, aunque en un principio parecía que la reprenderían igual nuestra Gyaru dijo que lo volvería a hacer y es cuando descubrimos que todo en realidad fue un montaje. El presidente le da las gracias por haber defendido a Yuhi ya que aún con la explicación oficial eso no habría garantizado que ella se mantuviera trabajando como seiyu cosa que la propia chica nos dijo en el episodio anterior.

Aquí conoceremos a varios personajes nuevos empezando con Naruse Shuri quien es la manager de Yuhi Yugure y se harán bastantes chistes referentes a que parecer una novata recién salida de la preparatoria en realidad es más vieja que la propia manager de Yasumi y que es bastante buena pese a verse tímida.

La otra waifu pero será Mekurun quien vas a llegar a odiar/amar ya que al parecer detesta profundamente a Yuhi por el escándalo que pasó y sobre todo que por su culpa y de Yasumi ahora todos los fans de las seiyus idols piensan que ellas también actúan cosa bien hipócrita porque eso ya es de conocimiento público como que casi todos los políticos son corruptos.

Lo curioso de todo esto es que pese a todas las horribles palabras que le dijo Mekurun la propia manager de Yasumi está de acuerdo con ella o sea al parecer, aunque lo que hizo Yasumi fue moralmente correcto en realidad en la práctica eso estuvo mal porque perjudica a la industria del entretenimiento y eso es triste.

Pese a que el rostro de Yasumi no fue expuesto igual su colegio y salón si lo fueron por ende todos los fans de Yuhi y de Yasumi están en la entrada esperando que sus waifus salgan para acosarlas por ende nuestras protagonistas tendrán que arreglárselas. Una de las escenas fanservice yuri, que, si es yuri el anime, es donde Yasumi disfraza a Yuhi y lo hace de forma bastante sugerente sin querer y Yuhi se aprovecha ya que sexualmente parece que la malhumorada es la que más lo disfruta.

Al final nuestras queridas waifus logran escabullirse y entonces son llamadas por sus respectivas managers, ambas son reunidas en una cafetería donde sus representantes andaban casi que coqueteando porque la manager de Yasumi tiene tremenda imagen de tachi pese a ser en teoría menor que Naruse jaja.

El plan para reunirlas es para trazar un plan, tras el escándalo Yuhi ha perdido varios papeles pese a ser inocente y Yasumi está metida también en todo eso. El plan es explotar sus verdaderas personalidades de forma óptima empezando con el grupo musical que tienen junto a Otome la seiyu experimentada, cantarán, serán invitadas a programas especiales y demás.

Como si fuera una maldición del destino el primer programa que tendrán es uno dirigido por la propia fastidiosa de Mekurun por ende ya nos podemos imaginar el drama que se viene en el próximo episodio.

Este episodio fue muy bueno porque en verdad se siente como las acciones de Yasumi tuvieron TRE-MEN-DAS consecuencias tanto para bien como para mal, en efecto Yasumi salvó a Yuhi de retirarse de ser una seiyu pero al mismo tiempo arrastró a ambas en situaciones que deberán resolver juntas y eso me encanta.

Los nuevos personajes como Mekurun y Naruse fueron muy interesantes sobre todo Mekurun ya que pareciera que sería la futura rival y antagonista de la historia por cómo van.

No esperaba que Seiyu Radio no Ura Omote fuera tan bueno ya que me da ese vistazo al mundo de las seiyus de una forma más dramática y lo aprecio un montón sobre todo porque es un YURI y un yuri que se respete debe ser entretenido tanto por el romance lésbico como por la historia principal.